La Red de Servidores de la Luz

A medida que elevamos nuestro nivel vibratorio en Amor y unimos nuestras intenciones desde el corazón, la frecuencia planetaria se eleva por consecuencia. Tenemos la oportunidad de impactar la frecuencia de nuestro entorno y generar cambios, todo radica en nuestra capacidad para sostener el Amor e irradiarlo sin resistencia interior. Desde el corazón de la Madre Tierra se están irradiando elevadas energías de Amor, aquellas energías cósmicas Solares que la Madre Tierra ha recibido a través de los portales de los Polos y que se han anclado en su corazón para darle la fuerza y el impulso necesario para elevar la frecuencia Planetaria colectiva.

Con ello, los movimientos de la Tierra se irán acrecentando a medida que avanza el año, pues todo ello corresponde a la alineación Planetaria que esta ocurriendo y con ello, nuestros propios movimientos internos vendrán en consecuencia.

En el corazón de GAIA cada uno de Nosotros tiene una parte de su Ser en ese espacio todos somos UNO. El corazón de GAIA es un fractal del Gran SOL CENTRAL. Se puede decir que una parte de nuestro Ser se encuentra fundido con la Madre Tierra en su corazón y otra parte se encuentra fundido con el Gran SOL CENTRAL. De esa manera permanecemos en sintonía con la Energía femenina de la Diosa (Gaia) y con la energía masculina de Dios (Sol Central) estas energías se funden y se nutren mutuamente en el interior de nuestro corazón.

Cuando entramos en conexión conscientemente con la Madre Tierra atraemos hacia nuestra consciencia, mente y corazón las energías femeninas de la Diosa y con ello, sanamos nuestras viejas memorias que nos vinculan a la consciencia colectiva Planetaria. Debido a que las energías femeninas portan una elevada frecuencia nutritiva de Amor, que actúan como un bálsamo sanando las heridas del pasado, de nuestra historia individual y colectiva.

Cuando entramos en conexión conscientemente con el Sol Central atraemos hacia nuestra consciencia, mente y corazón las energías masculinas de Dios y con ello, despertamos e integramos la Luz en nuestro ADN, pues las energías masculinas Solares portan una elevada frecuencia impulsora que eleva la vibración personal y planetaria una vez que ha sido sanada con la Energía femenina.

Cuando logramos establecer la conexión con la energía femenina de la Tierra y la energía masculina Solar, se restaura la conexión con nuestro cuerpo de Luz y con ello, se expande nuestra percepción de la vida. Se ordena la información y las memorias que contiene nuestro cuerpo físico y ADN se despiertan. Este nos permite entrar en la resonancia del Amor y de la Luz. Nos permite tomar consciencia de nuestro papel en la evolución colectiva de la Galaxia y nos permite comprender verdaderamente el sentido real de la Unidad, porque en ese momento lo experimentamos con todos nuestros sentidos potenciados por el Amor.
Cuando se restablece el Amor en nuestro corazón y tomamos consciencia de que verdaderamente estamos todos entrelazados, se restaura la confianza en nosotros mismos y la comunicación entre los seres se transforma. Se dignifica, se vuelve honesta, integra, sincera, transparente, porque podemos comprender que el otro es un espejo de nuestro propio momento evolutivo. La vida cobra un sentido mas amplio, dejamos de vernos separados como amigos o enemigos y comenzamos a realmente ver que todas las personas que comparten nuestra vida están ahí por sincronía y tienen un propósito elevado, tienen algo que mostrarnos, ya sea que lo muestren desde el Amor y la resonancia o desde la dualidad y la disonancia.

Cada uno de ustedes es un servidor de la Luz. El propósito por el cual están encarnados es la evolución personal y a su vez la evolución planetaria.

A medida que nos reconectamos con la Vida y con la Consciencia Planetaria de la Tierra y la Consciencia Cósmica Solar, recibimos la oportunidad de generar el Servicio de Luz consciente. Este Servicio se manifiesta a través de la transformación de nuestra consciencia personal que como consecuencia tiene un impacto en nuestro entorno. Al sintonizar con un propósito mas elevado de manera colectiva, nuestra consciencia se eleva y viceversa. Todo esta entrelazado, creemos que nuestros pequeños actos cotidianos no tienen importancia, pero en realidad la tienen y mucha, porque es en medida que nosotros actuamos que la frecuencia del Planeta toma un matiz. Mientras mas personas toman consciencia del Amor y de la conexión que nos une a todos, mas se transforma la consciencia Planetaria. Y a medida que entramos en esa conexión cósmica donde todos somos UNO, mas se eleva nuestra frecuencia personal, todo esta entrelazado. Lo poco o lo mucho que hacemos tiene un impacto, así como tiene un impacto la intención con la cual actuamos en el día a día.

Una de las bases fundamentales de la Espiritualidad debería ser el respeto hacia los espacios de los demás. Respetar sus ideas, sus energías, conceptos y aportes.  Respetar la Verdad del otro, aunque no precisamente la compartamos. La Sabiduría compasión es aprender a respetar esos espacios, sin juicio. Saber que existe suficiente energía, abundancia y Luz para todos los Seres vivos. No tratar de sacar ventaja ante los demás. Si no compartir en humildad y Amor, con respeto, son las bases de una transformación espiritual sostenida. Porque a través del respeto hacia los demás, estaremos honrando y respetando nuestro propio Ser Divino, atrayéndole hacia nuestra consciencia.

Sin embargo, como seres humanos, aun tenemos que aprender a trascender ciertas limitaciones que nos mantienen viviendo en la separación. Si continuamos en nuestros viejos apegos, competencias, juicios y avaricias, difícilmente podremos ver que en realidad, todos estamos trabajando para la Unificación de la conciencia sobre la Tierra, cada uno desde su verdad. Y existen tantas y tan diversas capas de esa verdad! Si miramos mas allá de nuestros temores, limitaciones y juicios, podremos ver que este es un momento mágico para estar vivos. La Madre Tierra esta resonando cada día, emitiendo su llamado Ancestral para reunificar a todos sus hijos.

Recordemos! El espacio de cada uno es sagrado, así como el trabajo de Luz que cada uno realiza y sostiene. Honremos los espacios de cada uno de Nosotros, sin competencias ni miedos, para trascender la conciencia de depredación. Ha llegado el Momento de despertar. Despertemos de ese largo sueño en el cual nos percibíamos todos separados. Ha llegado la era de la Unidad!

Hay varios factores a tomar en cuenta para irnos sintonizando con la Frecuencia Planetaria Ascencional:

1.    Establecer la Conexión con nuestros Chakras Estrella de la Tierra y Estrella del Alma. Estos Chakras son importantes porque son el puente de conexión con la Conciencia de la Tierra y del Sol.

Estrella de la Tierra. Nos permite recibir la energía del corazón de la Madre Tierra, así como retribuirle y enviarle Amor. Así mismo al establecer la conexión con este chakra, tomaremos consciencia y conexión con la Energía y la frecuencia de los Elementos, para recibir sus enseñanzas y hacernos conscientes de la Unidad que esta presente en toda la vida. A su vez nos permite enraizarnos y estar anclados en el presente.
Estrella del Alma. De los 5 chakras superiores, la Estrella del Alma es el primero al que debemos acceder y entrar en profunda conexión con la consciencia que porta. Este Chakra nos permite entrar en conexión con el propósito mas elevado de Nuestro Ser, nos permite conocer, integrar y poner en práctica nuestra misión. Así mismo nos permite entrar en la conexión con la Conciencia Solar y recibir elevadas energías que nos darán un impulso o salto vibratorio.

2.    Conexión consciente con la Rejilla Cristica Planetaria.
La Rejilla Cristica Planetaria es el entramado que nos entrelaza a todos y a través del cual podemos brindar servicio y asistencia al Planeta para la elevación de la Frecuencia. Es una forma de permanecer en sintonía como Servidores de la Luz.
Una vez que establecemos la conexión con nuestros Chakras Estrella de la Tierra y Estrella del Alma, nuestro cuerpo de Luz comienza a entrar en movimiento y resonancia, lo cual nos permite elevar nuestra vibración y expandirnos mas allá de nuestras aparentes limitaciones. Esto nos permite entrar en una resonancia expandida que abarca a toda la Vida, que nos hace sentir verdaderamente conectados como Uno con toda la creación. De esa manera podemos sentir los movimientos de la Madre Tierra cuando estos ocurren en cualquier lugar del Planeta y con ello, elevar nuestra vibración para responder en Servicio y Amor. Esto nos permite entrar en consciencia global con lo cual trascendemos nuestra visión egocéntrica y personal de la realidad.

3.    Tomar consciencia de nuestro papel en la evolución Planetaria.
Como Servidores de la Luz es muy probable que a lo largo de su vida hayan leído una gran cantidad de libros y asistido a una gran cantidad de seminarios y talleres. Todo ello es el impulso de su Alma por recordar, algo que había quedado olvidado en el interior de su Ser. Ese impulso o necesidad de trabajar en su propia evolución responde en realidad al servicio Planetario  y a la consciencia que llevan dentro de su ser que les recuerda que están aquí para generar un cambio.
Ese cambio se genera de dos maneras:
1)    A través de la sanación personal con lo cual nos desprendemos de los viejos paradigmas para entrar en resonancia con nuestra esencia real, que es total Libertad.
2)    Entrando en la Resonancia Planetaria de Unidad, con lo cual nos hacemos conscientes de que nuestra existencia es parte de un plan Divino en el cual todos somos participes.

De cualquiera de las dos maneras, el impulso natural en consecuencia es el deseo de Servir o Dar. Que es aquello que debemos dar? AMOR, es así de simple, la vibración del Amor tiene el potencial mismo de la Creación y la sanación. Pues es la energía que le ha dado forma a la creación. Cuando tomamos consciencia de nuestro Papel en la evolución Planetaria, entramos al flujo de la sincronía y entonces, todo cobra sentido; desde la cosa mas simple hasta el acto mas significativo de nuestras vidas. Nos daremos cuenta de que todo tiene una razón y que cada cosa que sucede nos ha ido impulsando hacia el cumplimiento de nuestro Papel Planetario. Nada ocurre al azar.

Esta imagen representa el efecto que se genera en nuestro cuerpo de Luz y en nuestro cuerpo magnetico una vez que entramos en la conexión con nuestra Estrella de la Tierra y nuestra Estrella del Alma. Y facilita su visualización para establecer la conexión.

Cada uno de ustedes se encuentra en diferentes países, pero en realidad la Red de Servidores de la Luz nos fortalece y une a todos. Estemos donde estemos y hagamos lo que hagamos, la Unidad es la que nos convoca al Servicio y a la ayuda hacia el prójimo. En realidad la red ya existe, es la red Cristica Planetaria. A través de la Red Cristica fluyen las nuevas energías y al hacer la conexión consciente con ese luminoso entramado, con el corazón de la Madre Tierra y con el Sol central podremos co-crear las intenciones para que el Amor y la Armonía se manifiesten en nuestras consciencias y entornos. Cada vez que emitimos un pensamiento-sentimiento amoroso con una elevada intención, este se expande y multiplica elevando la vibración a nuestro alrededor. Imaginen lo que podemos hacer, si somos conscientes de ello! Somos Pilares de Luz, sosteniendo el cambio en nuestros corazones y en el Corazón de la Madre Tierra.

Ya estamos en el 2012! La Fiesta Cósmica es aquí y ahora!

Kai

http://kaipekoppon.blogspot.com/2012/01/la-red-de-servidores-de-la-luz.html

Comparte:
  • Facebook
  • TwitThis
  • del.icio.us
  • Meneame
  • E-mail this story to a friend!
  • Print this article!

Tagged: , ,

1 comment

  1. Jose 29/01/2012 at 04:30

    Kai , cuando venís a Buenos Aires, me esta pasando todo lo que escribes, pero es como si fuera otra persona la que impulsa todo ese conocimiento, abrazo